jueves, 11 de septiembre de 2008

El día tonto de Alejandro

Aunque en lo que llevo de blog no se me haya visto elogiar mucho a Alejandro Valverde, soy su mayor admirador. Un tío que es capaz de ganar donde él ha ganado merece el más absoluto respeto por parte de todos los aficionados al ciclismo. Que la prensa nos lo quiera vender como posible ganador de Tour no es culpa suya, luego cuando pincha todo son críticas hacia su persona. Totalmente inmerecidas por supuesto, porque meterse en el top 10 de la mejor carrera por etapas del mundo no es sencillo.

A pesar de que el Tour, en mi opinión, le queda un poco grande, sí es un hombre que puede aspirar a ganar una Vuelta a España. Eso ya lo ha demostrado, en 2006 tuvo la victoria en la palma de la mano, quedó segundo tras Vinokourov, del que no vamos a comentar nada. Pero esa edición de la Vuelta se le escapó en la jornada más tonta, una etapa de media montaña con el duro puerto de Monachil a pocos kilómetros de meta. Coronó, vestido con el jersey oro, con unos pocos segundos de retraso con respecto al kazajo, pero a diferencia de Vinokourov, que solo pensó en llegar a meta lo más rápido posible, Valverde se dedicó a especular y a discutir con los hombres que iban a su rueda sin asumir ninguna responsabilidad, que, por otra parte, no tenían. Eso le costó ser segundo en Madrid.

Hoy, en otra etapa que a priori no era complicada ha vuelto a tener un error imperdonable. Ha bajado a pedir un chubasquero en el peor momento que podía hacerlo, ha coronado el último puerto del día levemente descolgado y adelante se ha puesto las pilas. Astana, incredulo, se ha puesto a tirar a bloque y le ha metido más de 3 minutos en meta, que se me antojan irrecuperables.

La etapa para Paolo Bettini, y ya lleva 2 en esta edición de la Vuelta. A este hombre la Vuelta le viene de perlas para preparar cada año el Mundial, pero de todas formas es de agradecer que muestre semejante nivel, porque hace mucho bien a la carrera. Por cierto, Freire, como adelante ayer se despide de la Vuelta para, esperemos, volver a hacernos campeones del Mundo.

No hay comentarios: